¿Cuál es el mejor juguete para estas navidades?

9 diciembre 2015
532 Views
Comments are off for this post

Trueno, Rayo, Cometa y por supuesto Rudolph, ya están listos. La fábrica de juguetes de Papa Noel trabaja a pleno rendimiento mientras los camellos de los Reyes Magos están “cargando las pilas” para emprender el largo viaje desde Oriente. Y como no, Sus Majestades Melchor, Gaspar y Baltasar están escogiendo sus mejores galas. Sí, la Navidad ya está aquí y si vivimos con niños a nuestro alrededor toca hacer la carta de los regalos.

Sin duda, es maravilloso ver todas esas caritas por las calles, llenas de ilusión e inocencia. Es fascinante verles corretear por los pasillos de las jugueterías, excitados ante tanto juguete. Pero como adultos, debemos preguntarnos ¿todo vale? La gran variedad de productos y la publicidad puede confundirnos y llevarnos a una mala elección. Veamos algunos requisitos que nos ayuden a escoger el mejor juguete.

  • Seguridad: éste es el tema principal que debemos tener en cuenta. El anagrama “CE” garantiza el cumplimiento de los requisitos de seguridad en los juguetes. Esto nos asegura que el juguete no se astilla con facilidad, no tiene aristas peligrosas o no son fácilmente inflamables, etc. Debemos asegurarnos que este anagrama no sea una falsificación y haya superado los controles de calidad de la Unión Europea.
  • ¿Cuántos juguetes? Es cierto que un ambiente estimulante es importantísimo para los niños, pero esto no debe traducirse es una cantidad excesiva de juguetes. Los especialistas son muy claros: “más vale poco y bien elegido que mucho y revuelto, porque esto último es igual a nada”. Por otro lado, conceder todos sus deseos sin que haya cierta demora o esfuerzo, no les ayuda en su desarrollo y aprendizaje. En la vida, no todo lo que se quiere se consigue y se ha de aprender a valorar aquello que se tiene.
  • Tener en cuenta la edad del niño y su momento evolutivo: Por ejemplo los niños de 0-2 años necesitan juguetes que favorezcan la coordinación motora y el desarrollo de los sentidos (pe. Cubiletes o sonajeros), mientras que cuando son más mayores aparecen los juegos simbólicos.
  • Evitar aquellos juguetes sexistas, violentos o bélicos. Creo que no hace falta explicar por qué…
  • Tenemos que dejar d pensar, que lo más caro es lo mejor. Lo mejor, sin duda, son aquellos juguetes que implican al niño, que no permitan que sea un simple espectador pasivo. Por otro lado, los mejores juegos son aquellos que conviertan al niño en el protagonista y favorezcan la expresión de sus rasgos de personalidad. Así, también son adecuados aquellos juegos que potencien la imaginación y la creatividad, como por ejemplo los juegos de construcción, en los cuales cada “partida” es diferente y las opciones son infinitas.
  • Videojuegos: este es uno de los regalos preferidos entre los más pequeños y los adolescentes, pero se debe ser exigente en la elección de los mismos. Se debe tener en cuenta el contenido de los juegos, procurando evitar aquellos que fomenten valores violentos, destructivos y
  • Escoger aquellos que fomenten la comunicación y permitan a los padres compartir experiencias lúdicas. No olvidemos que el mejor regalo es el tiempo compartido, que eso ni se vende ni se compra.

Las posibilidades son infinitas, pero si tenemos en cuenta la seguridad, la edad, los gustos del niño y las características del juguete (que no fomenten valores sexistas o violentos, que potencien la imaginación, que sean activos y que favorezcan un tiempo compartido), seguro que nuestra elección será correcta.